Hola bombones!

Cómo bien sabéis Lia des de que nació llora bastante, y al fin sabemos que es por su malestar de reflujo, pero además por las tardes a partir de las 18h-18:30h empieza el momento de mucho llanto sin parar, empieza a mover mucho las piernecitas, y es que llora de dolor. Así que interpretamos que es por los gases y los temidos cólicos (llamamos cólicos cuando les duele la barriga por culpa de que tienen la barriga pequeñita pero sus intestinos tienen que trabajar y no tienen mucho espacio). No sabíamos que hacer porque cuando llora así la verdad que cuesta mucho calmarla, y a nosotros nos viene bastante agobio porque no sabemos que hacer y la verdad que ver a tu hijo/a en ese estado no resulta del todo agradable.

Por éste motivo probamos el cinturón Kusi-wawa y su arrullo, porque nos hablaron de ello y quisimos probarlo haber si realmente nos funcionaba y le quitábamos el mal estar a nuestra princesa. Así que cómo nos dijo Meritxell durante el día cuando vemos que tiene mal estar por gases o así, ponemos a calentar la bolsita de semillas unos 15” (en nuestro microondas) en la bolsa hay una etiqueta que se pone una llama roja si quema así sabes si te has pasado o si le puedes poner directamente el cinturón a tu peque.

Le ponemos durante el día o por la noche, siempre que se siente incomoda y pienso que es de la barriguita le pongo y me la pongo cómo una ranita encima de mi pecho y el calor junto con la presión de su peso y le voy susurrando a su oído que estoy allí que la quiero… y la verdad que en poco se calma y se queda relajada. Por el atardecer cuando le viene la ”crisis” es cuando le pongo el cinturón calentito y el arrullo para controlar un poco su excesivo movimiento por dolor, es una manera que se va relajando más rápido. Además de todo esto, las semillas cuando las calentamos desprende una aroma característica que ayuda a la relajación.

Por nuestra experiencia puedo decir que nos ayuda mucho, tanto en los momentos que no tiene cólicos, cómo en los momentos que los tiene nos facilita bastante al sobrellevarlo. No os voy a mentir, no es que se le quiten enseguida pero lo que hemos notado que cada vez al ponerle tarda menos en relajarse, digamos si el primer dia tardamos 15’ ahora con 2’ conseguimos que se relaje. Así que si tenéis a un peque en casa con éstos temidos cólicos o dolores de barriga, podéis probarlo no hace ningún daño y además podéis tener la buena sorpresa cómo nosotros que os funcione y os ayude.

Os dejo una série de fotos para qué veáis lo fácil de poner.

Me encantaria conocer vuestras experiencia con los cólicos haber qué hacéis para calmarles.

Un besito enorme bombones.